#innovación

CÓMO LOS SMART CONTRACTS PERMITEN MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD DE LAS EMPRESAS

como-los-smart-contracts-permiten-mejorar-la-productividad-de-las-empresas

 

¿Cómo la tecnología actual permite mejorar la productividad de las empresas? Aunque pueda parecer que voy a necesitar de un extenso artículo para responder esta pregunta, tengo que deciros que estáis muy equivocados. De hecho, sería capaz de responder con apenas dos palabras.  Smart contracts. O lo que es lo mismo, los contratos inteligentes.

Cuando hablamos de Transformación Digital tenemos la costumbre de pensar en tecnología. Disponer de un mejor CRM, gestionar nuestra base de datos para encontrar nuevas fuentes de ingresos, o generar nuevos modelos de negocio orientados al cliente digital. Evidentemente, todo esto forma parte de esta gran revolución que hemos bautizado como Transformación Digital. Y aunque nos empeñemos en relegar a un segundo plano la mejoras de los procesos, este es uno de los ingredientes más importantes para que la Transformación digital sea un éxito.  

 

Hay que tener en cuenta que para una empresa es mucho más rentable reducir sus gastos que incrementar sus ventas. ¿Qué no os lo creéis? Lo ilustraremos con un sencillo ejemplo; 

Cuando una empresa reduce 100€ de su partida de gastos esto genera un beneficio adicional de 100€, ni más ni menos. ¿Y ocurre lo mismo ante un incremento de las ventas de 100€? Pues siento deciros que no.  El beneficio adicional que se genere depende del margen comercial de esta empresa. Es decir, de la diferencia entre el incremento de los 100€ y el coste de producción asociado a este incremento de las ventas. 

 

Ford, un ejemplo de productividad en el sector de la automoción
Ford, un ejemplo de productividad en el sector de la automoción

 

 

¿Qué son los smart contract?

Los smart contracts los podemos definir como programas informáticos con capacidad para ejecutar una orden de manera automática.  Y todo esto es posible gracias a la tecnología Blockchain con la que han sido desarrollados. Como no podía ser de otra manera, incluimos un ejemplo en el que explicamos en qué consisten los smart contracts; 

Los smart contracts traducen a fórmulas lo que ha sido acordado entre varias partes. Por ejemplo: Si A recibe la cantidad X de B, entonces B adquiere la titularidad del bien Y, que hasta ese momento era de A. De manera que la compra venta de un producto o servicio queda en manos de una computadora, sin apenas intervención humana. Esta desintermediación de los smart contracts es la que permiten mejorar la productividad de las empresas. 

 

Esta fórmula sería aplicable prácticamente a cualquier contrato. Se podría generalizar en cualquier transacción que requiera un acuerdo entre varias partes, como la contratación de productos financieros o de seguros, los depósitos en garantía, las operaciones de compra y venta de instrumentos financieros…

 

Cualquier contrato que incluya alguna condición (y todos lo tienen) es susceptible de ser automatizado. De manera que se puede afirmar que los smart contracts permiten mejorar la productividad de prácticamente cualquier empresa, independientemente de su sector.

 

 

Origen de los smart contracts

Teniendo en cuenta  la velocidad a la que evoluciona el mundo digital, y sabiendo que la eclosión de Internet fue a partir del año 2000, sorprende ver la “larga historia” con la que cuentan los smart contracts. El nacimiento de este concepto se atribuye a Nick Szabo en el año 1994. Desde entonces esta idea ha quedado en “stand by” hasta que la tecnología Blockchain y la evolución en los protocolos de cifrado la han relanzado.

Un buen ejemplo de cómo los smart contracts permiten mejorar la productividad en el sector de las criptomonedas lo tenemos en Ether. Esta criptodivisa, que está basada en la plataforma Etherum,  hace uso de los smart contrats para llevar a cabo las compra ventas entre particulares de la propia criptomoneda Ether. De hecho, esta ventaja en su proceso le está convirtiendo en el gran rival de Bitcoin por convertirse en la criptomoneda con mayor valor (capitalización).

 

 

Las razones por las que los smart contracts permiten mejorar la productividad de las empresas

Existen dos razones principales por las que los smart contracts permiten mejorar la productividad de las empresas:

1 – La mayor seguridad respecto a los contratos tradicionales. Al estar todo cifrado y no existir intermediarios la manipulación de contratos es prácticamente imposible

2 – La reducción de costes de este nuevo proceso.  Como ya hemos comentado con anterioridad, este ahorro de costes se explica porque ya no será necesario la presencia de un tercero que verifique los hechos.

 

Y esto no ha hecho más que empezar. Cuando los dispositivos conectados tengan mayor presencia entre nosotros, las posibilidades serán todavía mayores.  Por ejemplo, en el caso de financiarte un coche a través de smart contracts, el propio software  podría llegar a bloquear del vehículo si detecta que has impagado una cuota.

 

 

Perspectivas de los smart contracts

Las enormes ventajas que estos contratos inteligentes ofrecen a las empresas está despertando el interés de muchos  protagonistas del sector empresarial. Así es como en España se ha creado la red Alastria. Un conglomerado de empresas en el que destacan Caja Rural, Everis, BBVA, Banco Sabadell, Garrigues o Movistar. Esta plataforma se ha creado bajo el sistema de plataforma abierta, ofreciendo la posibilidad a cualquier empresa o particular a poder formar parte de ella. El objetivo esta claro, poder vivir en primera persona como los smart contracts permiten mejorar la productividad de las empresas.

 

 

¿Adiós a los abogados?

Si hay sector especialmente preocupado por las consecuencias que puede ocasionar los smart contracts este es la de abogacía. Hay que tener en cuenta que estos contratos inteligentes permitirán hacer negocios entre particulares de manera fiable y sin necesidad de intermediarios. Así que el papel de los abogados y notarios queda en entredicho.

No obstante, Javier Sebastián,  de BBVA Research es de la opinión que los abogados no están en peligro de extinción, aunque su rol cambiará en los próximos años   “El papel de los abogados podría cambiar y pasar de adjudicar contratos individuales a producir plantillas de smart contracts en un mercado competitivo. Pero los smart contracts son la evolución del sistema legal, no una sustitución del mismo”.

Eso sí, los que seguro que saldrán “ganando” de la revolución smart contracts serán los informáticos, postulándose  como una de las profesiones con mayor futuro. 

 

Smart contracts. ¿Oportunidad o amenaza para el sector de la abogacía?
Los smart contracts permiten mejorar la productividad del sector de la abogacía.  ¿Oportunidad o amenaza para el sector?

 

Espero que os haya gustado este artículo sobre los “Cómo los smart contracts permiten mejorar la productividad de las empresas” y nos vemos en el siguiente!

¿Te ha gustado nuestro post?

0 Comments
Share

diginova

Reply your comment:

Your email address will not be published. Required fields are marked *