#innovación

CUANDO EL ASESORAMIENTO PERSONALIZADO SE DISFRAZA DE ROBOT, LOS ROBOADVISOR

cuando-el-asesoramiento-personalizado-se-disfraza-de-robot-los-roboadvisor

Siempre he sentido fascinación por personajes de la talla de Julio Verne o el propio Miguel Ángel. Tengo la sensación que pertenecen a un selecto grupo de privilegiados que está muy por encima del resto de los mortales. Y que conocen, o por lo menos intuyen, muchos de los inventos que van a tener lugar en los próximos años. No sólo eso, sino que además disfrazan sus presentimientos de novelas de ciencia ficción, cuadros, inventos o esculturas. Todo sea por evitar tener un desenlace fatal, como ya le ocurriese a Miguel Servet.

Dentro de este grupo de célebres pensadores, creo que sería justo reconocer a John Maynard Keynes. Economista que en el año 1930, en pleno campus Universitario de Madrid, se atrevió a afirmar los enormes riesgos que iban a suponer la adopción de los robots en el trabajo. Siempre que se utilizaran a un ritmo superior al de la economía para encontrar nuevos trabajos a la gente que irremediablemente se va a ver desplazada. Acuñando un nuevo término para definir está situación, “paro tecnológico”.

Y tras casi un siglo más tarde, vemos como efectivamente los robots han comenzado a desplazar a determinados sectores de la población de sus respectivos puestos laborales. Sin lugar a dudas, uno de los sectores que más se está viendo amenazado es el de la banca. Y precisamente esto ha tenido lugar cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot. Es decir, con la aparición de los roboadvisor.

 

Los robots han comenzado a desplazar a determinados segmentos de población hacía otros nichos de trabajo

cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot, definición de roboadvisor

El término Roboadvisor proviene de las palabras robo (robótica) y advisor (asesor). Es decir, el poder disponer de un asesoramiento de manera automatizada. Mucha culpa de que hoy estemos hablando de esta nuevas maneras de asesoramiento lo tienen las empresas fintech, pioneras en introducir en el mercado este tipo de soluciones.

Estos asesores robotizados vieron la luz en Estados Unidos como solución para que los ahorradores e inversores que no disponían del capital necesario pudieran tener un servicio de gestión personalizado. Sin embargo, han sido los desarrollos tecnológicos posteriores los que han hecho posible que pudieran crear “nuevos océanos azules”, es decir, generar nuevos modelos de negocio orientados a clientes que antes no estaban considerados como tales. Hay que tener en cuenta que cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot puede llegar a ser hasta un 75% más barato que los actuales servicios que ofrecen los bancos a sus clientes.

 

 

 

Cómo funciona un roboadvisor?

En primer lugar se debe conocer a los inversores. Para ello los clientes deben responder a determinadas preguntas como su edad, ingresos, conocimientos financieros, sus objetivos….Con esta información los roboadvisor crean carteras personalizadas que continuamente modifican en función de las condiciones y volatilidades del mercado.

El cliente tipo de estos roboadvisor son inversores con posiciones “medias-bajas”. En el caso de España, el inversor medio cuenta con un ticket medio de 25.000€ y una edad comprendida entre los 30 y 55 años.

Estos asesores robóticos generan carteras muy diversificadas con el objetivo de asumir los menores riesgos posibles. Entre los activos que se invierten destacan los fondos, bonos, acciones bienes raíces, oro…incluso pequeñas exposiciones en criptomonedas.

 

 

 

Ventajas para el inversor, cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot

El auge que están teniendo los roboadvisor entre los inversores medios se debe a las siguientes características;

• El hecho de poder realizar estrategias de inversión que antes estaban reservadas exclusivamente a grandes patrimonios.
• La practicidad y sencillez de estas plataformas. De manera que cualquier usuario puede operar desde su móvil con la mayor comodidad posible.
• Los bajos costes que los inversores deben pagar por recibir asesoramiento o realizar la propia gestión de sus operativas.
• El hecho de que el proceso de inversión se haya digitalizado de manera íntegra
• Limitar los peligrosos sesgos emocionales que conllevan el mundo de las inversiones, ya que los roboadvisor se controlan mediante diferentes algoritmos.

De esta manera los “robo advisors” permiten ofrecer unos servicios de calidad con comisiones más bajas que las del mercado. También es bastante habitual que convivan modelos mixtos. Es decir, roboadvisor completamente digitales que están tratando de llegar a acuerdos con redes de distribución para poder dirigir al inversor a establecimientos físicos. Un escenario idóneo para la colaboración entre las empresas fintech y la banca.

 

 

Otros ejemplos de uso de los robot

Ya hemos visto las características cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot en el sector de la banca. Sin embargo, también existen robots que están siendo utilizados en otros sectores de manera exitosa. Es el caso de la empresa de alimentación Carrefour, quien introdujo hace 2 años a Pepper. Un robot cuyo objetivo era convertirse en un dependiente más de sus centros comerciales. Otro de los ejemplos llamativos son los robots que se utilizan para la redacción de noticias deportivas. De hecho, muchas de las crónicas de fútbol que hoy leemos están hechas por este tipo de máquinas. Y en el sector de la industria también vemos ejemplos exitosos. Es el caso de “Baxter”, quien fue introducido dentro de una línea de montaje para trabajar codo con codo con los operarios de una línea de producción. Cargando, descargando, clasificando e incluso manipulando diferentes materiales.

 

 

Perspectivas económicas de los roboadvisor, cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot

El número de estos asesores automatizados está creciendo con fuerza en los últimos años. En Estados Unidos, el país pionero en este tipo de tecnología, en tan solo cuatro años han pasado de gestionar 2.300 a 20.000 millones de dólares. Y actualmente en este país ya hay más de 500 empresas clasificadas como “roboadvisor”.

Sin embargo, esta tendencia alcista también se observa en el panorama internacional, tal y como puede observarse en el cuadro que incluimos a continuación;

 

 

 

 

Según Bloomberg se estima que los roboadvisors puedan gestionar en el 2020 2.2$ billones (billón en Europa son millones de millones. En inglés eso serían trillones según el gráfico adjunto). Estas previsiones reflejan unas expectativas muy optimistas de crecimiento para el sector de los roboadvisor, suponiendo una autentica disrupción en la industria.

En cuanto a Europa y según un estudio de Techfluence, se espera un crecimiento exponencial de estos nuevos “players” pasando de las actuales 87 empresas a 500 en los próximos 5 años. En cuanto a volumen, este mismo estudio estima que actualmente en Europa se están gestionando 1.750 millones de euros.

En el caso de España únicamente un 1% de los inversores está actualmente usando servicios de roboadvisors. Pero se estima que un 42% de los españoles ya sabe lo que son. Y de estos, un 67% valorarían hacer uso de ellos el próximo año. Dentro de este segmento del 67%, serían los jóvenes los principales representados. A nivel nacional, podríamos hablar de 6 gestores que aplican un asesoramiento personalizado tras las órdenes de un robot : Feelcapital, Indexa Capital, Finizens, FinanBest, Inbestme e IMDI Funds. A estos 6 agentes deberíamos incluir el caso de dos entidades financieras, como Andbank y la Caixa. En el caso de la entidad originaria de Cataluña han lanzado un servicio denominado Smart Money, mientras que Andbank ha hecho lo propio con My investor.

 

cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot
cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot

 

 

Espero que os haya gustado el artículo “cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot”.

Nota; Mucha de la información con la que ha sido elaborado este post “cuando el asesoramiento personalizado se disfraza de robot” se ha obtenido del artículo “Los roboadvisors, situación y perspectivas” de Martin Huete el cual os recomendamos leer.

¿Te ha gustado nuestro post?

0 Comments
Share

diginova

Reply your comment:

Your email address will not be published. Required fields are marked *