#innovación

¿REALMENTE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL VA A DESTRUIR EMPLEO?

la-transformacion-digital-va-a-destruir-empleo

¿Realmente la transformación digital va a destruir empleo? A pesar de que la transformación digital es un fenómeno de la más rabiosa actualidad, esta pregunta ha sido una de las más repetidas por el hombre a lo largo de la historia. 

El inicio de la automatización lo podemos situar en Inglaterra en pleno siglo XVIII. Allí, la transformación digital (disfrazada de Revolución Industrial) tuvo muchas y variadas reacciones. Sin lugar a dudas una de las importantes fue los duros ataques que sufrieron las fábricas y la maquinaría a manos de los luditas.  Este colectivo fue un verdadero quebradero de cabeza para los empresarios de la época,  que actuaba de forma violenta con el único objetivo de defender sus puestos de trabajo ante la amenaza de la modernidad. Ni tan siquiera la amenaza de pena de muerte podía frenar su ímpetu por detener la innovación. 

La historia nos ha enseñado que cuanto más disruptivas resultan las innovaciones mayores son los miedos que se generan. Miedo a la incertidumbre, miedo al futuro, miedo a la desconocido, miedo a quedar obsoletos y por supuesto miedo a perder nuestros puestos de trabajo.  Por lo tanto, es lógico que busquemos respuestas ante la pregunta de si la transformación digital va a destruir empleo. 

Y con la facilidad de quien puede hacer uso de una imaginaria máquina del tiempo, nos permitirnos el lujo de saltar 200 años desde la I Revolución Industrial y situarnos en medio de la época del “Internet”, de las “Redes Sociales” o de los “Uber”.

Y precisamente me voy a detener en el caso de Uber, ya que me parece un gran ejemplo para explicar algunas de las consecuencias que está generando la transformación digital. Más allá del conflicto que mantienen con el gremio de los taxistas, y del que me voy a abstener de opinar, Uber representa el mismo fantasma que tantas otras veces se ha dejado ver por las noche a lo largo de la historia. Escenificando el miedo a lo desconocido, el miedo a quedar obsoletos y por supuesto el miedo a perder nuestros puestos de trabajo. 

Así que espero que con este artículo pueda arrojar un poco de luz que nos ayude a entender si efectivamente la transformación digital va a destruir empleo o no.

 

En China, el carácter ideográfico de la palabra “crisis” tiene dos significados. Crisis y oportunidades”.

 

Los dos significados de la palabra china "crisis"
Los dos significados de la palabra china “crisis”; crisis y oportunidad

 

 

¿La transformación digital va a destruir empleo? Analicémoslo con la perspectiva que nos ofrece la historia

Para saber si la transformación digital va a destruir empleo comenzaremos hablando de la situación que vivió Estados Unidos a comienzos del siglo XX. En el año 1900 un 40% de su población estaba empleada en el sector de la Agricultura mientras que hoy apenas este porcentaje representa un 2%. Algo similar ocurrió en el sector de la Industria. Hoy,  un 10% de su población se encuentra ocupada en este sector mientras que en el año 1950 el porcentaje ascendía al 25%. Sin embargo las tasas actuales de desempleo se encuentran en mínimos históricos. Lógicamente, esto ha sido ocasionado por la aparición de los nuevos puestos laborales que han surgido, principalmente, en el sector servicios. Ante la pregunta de si la transformación digital va a destruir empleo, y teniendo en cuenta lo ocurrido a lo largo del siglo XX en Estados Unidos parece que a largo plazo la respuesta es que no. Si, habéis leído bien, a largo plazo. ¿Y a corto plazo? He de ser sincero y decir que no lo tengo tan claro. No obstante trataremos de contestar en las siguientes líneas a la pregunta de si transformación digital va a destruir empleo… en el corto plazo.  

 

“El ser humano no sólo es capaz de innovar, también de adaptarse a los cambios que van surgiendo”.

 

 

¿La transformación digital va a destruir empleo en el corto plazo? 

No seré yo quien ose contradecir a Keynes, uno de los economistas más laureados y reconocidos durante el siglo XX. Este aférrimo defensor del Estado como regulador de la economía y de los mercados definió en el año 1930 como paro tecnológico aquel desempleo generado por la irrupción de la innovación tecnológica en las empresas. Así que dando por buena la definición de Keynes, bien podríamos reformular la pregunta por esta otra….¿de cuántos años estamos hablando para que el paro tecnológico vuelva a ser absorbido por las nuevas profesiones laborales? 

Según CEA (White House Councel of Economics Advisers) este imparable avance tecnológico se verá acompañado de la creación de nuevos puestos de trabajo. Identificado 4 grandes categorías que podrían experimentar un fuerte crecimiento en lo respectivo a la creación de empleo;

 

1. Aquellas profesiones que impliquen que los humanos se involucren en los nuevas tecnologías
2. Aquellas profesiones que desarrollen nuevas tecnologías
3. Aquellas profesiones que supervisen estas nuevas tecnologías
4. Aquellas profesiones que faciliten los cambios sociales que acompañen la aparición de tecnologías.

 

Sirva como ejemplo la creación de la primera hoja de cálculo. En el momento que vio la luz se dijo que los contables iban a desaparecer. Sin embargo, lo que hoy ha cambiado ha sido su función pasando de registrar asientos a analizar la información de la que disponen.

 

“Desempleo tecnológico es la pérdida de puestos de trabajo que propicia la introducción de nuevas tecnologías. Después, mercado y trabajo se van recuperando a medida que la economía y la sociedad consiguen reajustarse de nuevo”. Keynes en 1930. 

 

 

 

Análisis de la automatización por sectores en el corto plazo

Parece claro que en los próximos años vamos a ver un constante proceso de automatización que afectará a todo tipo de trabajos, tanto a los relativos a oficina como a trabajos más manuales.Teniendo mayores consecuencias en aquellos trabajos en los que exista un alto porcentaje de tiempo dedicado a tareas repetitivas y previsibles. A continuación incluimos un gráfico de EEUU extraído del estudio “A future that works: Automation, Employment and Productivity” elaborado por McKinsey en el año 2017. 

 

 

En dicho estudio observamos la capacidad de automatización de los sectores. Destacando en las primeras posiciones el sector manufacturero, el del transporte y almacenaje, y la agricultura.  No es coincidencia que en EEUU ya se hayan destruido más de 5,6 millones de puestos de trabajo en el sector manufacturero desde comienzos de este siglo, todos ellos motivados por las nuevas innovaciones tecnológicas. 

 

 

Estimaciones de la automatización de tareas en el corto plazo

Parece claro que  la transformación digital va a destruir empleo a corto plazo hasta que seamos capaces de generar nuevos puestos de trabajo. Desgraciadamente, es lo que ya anticipó Keynes y lo que hemos visto que  ha ocurrido en diversos momentos de la historia. Sin embargo hacer estimaciones de cuánto empleo se podría destruir en los próximos años resulta muy complicado. Existen hipótesis que hablan de porcentajes cercanos al 45%. Mientras que las estimaciones de la  OCDE son más prudentes y lo calculan en el 10%. Como puede observarse el debate está servido.

A pesar de que las consecuencias sean más intensas en determinados sectores,  prácticamente todos los puestos de trabajo van a sufrir cambios importantes. Se estima que el 30% de los acciones que se realizan en los trabajos son susceptibles de ser automatizadas.

 

 

Tampoco podemos negar las “bondades” de la tecnología…

Más allá de si la transformación digital va a destruir empleo, lo que no podemos negar es que la tecnología ha incrementado notablemente nuestra calidad de vida. Según comenta Matt Ridley en su libro “The Rational Optimist”,  en 1900 el Estadounidense medio gastaba el 76% en gastos básicos. Es decir, ropa, alimentos y vivienda. Mientras que este porcentaje en nuestros días equivale a menos de la mitad, un 37%. Otro ejemplo similar hace alusión al esfuerzo por adquirir un vehículo. En el año 1908 disponer de uno de estos medios de transporte equivalía a trabajar 4.700 horas, mientras que hoy “sólo” sería necesario trabajar 1.400.

 

 

 

Conclusiones sobre si la transformación digital va a destruir empleo 

Así las dos cuestiones que nos surgen para responder a la pregunta de si la transformación digital va a destruir empleo son; ¿se crearan nuevos puestos de trabajo en una proporción igual a los puestos destruidos? ¿será la velocidad de destrucción igual a la velocidad de creación?

Teniendo en cuenta como se ha comportado la historia, ya hemos comentado que nuestra respuesta a la primera pregunta es que sí. Por dar un último dato , el comercio electrónico en Estados unidos ha provocado el cierre de numerosas tiendas. Sin embargo, en valor agregado se han creado 400.00 puestos nuevos de trabajo, superando los 200.000 puestos que se han destruido.

Sobre la segunda pregunta, y también teniendo en cuenta lo comentado en este artículo, nos sumamos a la opinión del maestro Keynes. Es decir, que sufriremos las consecuencias del paro tecnológico. Pasará un tiempo hasta que seamos capaces de digerir este violento cambio y seamos capaces de reconvertir nuestros actuales puestos de trabajo por nuevas profesiones adaptadas a un entorno más digital. 

Por lo tanto, y aunque parezca obvio resulta fundamental comenzar a trabajar desde las etapas más tempranas de la educación en aquellos nuevos puestos nuevos que van a desarrollar, con el fin de hacer más “llevadero” este peregrinaje hacía un nuevo modelo profesional. 

Se estima que cuando un niño entra en la etapa educativa, al terminarla 2/3 partes de los trabajos habrán desaparecido. Esta frase nos debería  hacer reflexionar sobre el futuro que nos espera. 

 

¿Realmente la transformación digital va a destruir empleo?
¿Realmente la transformación digital va a destruir empleo?

 

Espero que os haya gustado este artículo sobre si la “Realmente la transformación digital va a destruir empleo” y hasta otra.

Parte del texto de este artículo “¿Realmente la transformación digital va a destruir empleo?” ha sido extraído del estudio elaborado por la empresa Arcano “La disrupción tecnológica ya está aquí”

¿Te ha gustado nuestro post?

0 Comments
Share

diginova

Reply your comment:

Your email address will not be published. Required fields are marked *