#innovación

¿QUÉ ES MOONSHOT? EL ORIGEN DEL MODELO DE INNOVACIÓN DISRUPTIVA

moonshot-origen-de-innovacion-disruptiva

 

Un  profundo suspiro rasgó el tenso silencio que se había apoderado del despacho de James Edwin Webb. Hundió la cabeza entre sus manos y cerró los ojos. No podía ser cierto lo que acababa de escuchar. Sólo llevaba un año en el cargo, pero le había costado toda una vida cumplir su sueño. Una vida dedicada al estudio, al sacrificio, y porque no decirlo, a saber “lidiar” con altos cargos políticos. Por fin, el pasado 14 de Febrero había sido nombrado “Administrador de la Nasa” , el cargo más alto al que uno puede acceder en esta organización. Y el sueño que “James” prometió cumplir a su padre poco antes de su fatídico accidente.

Sin embargo, aquel fantoche de presidente, conocido por todos como JFK estaba poniendo en peligro su puesto. Incluso aquello que le importaba más que su ansiado cargo, el honor a su patria, el honor de Estados Unidos. Aquel 12 de Septiembre de 1.962 JFK sería recordado por aquella frase que no conseguía quitarse de la cabeza James Edwin Webb;

 

Elegimos ir a la luna en esta década, no porque sean metas fáciles, sino porque son difíciles- JFK en una conferencia en la Universidad de Rice

 

Esta famosa frase pronunciada por JFK fue catalogada, años después, como la base del pensamiento  “Moonshot”. Para muchos, el origen de lo que posteriormente se llamó “Innovación disruptiva”.  Según Astro Teller, empresario, científico y escritor, para que exista un pensamiento “Moonshot” se debe cumplir 3 requisitos;

 

  1. Se empieza con seleccionar un gran problema que lleva mucho tiempo sin ser resuelto.                                                                        
  2. Se piensa en una solución que solucionaría el problema de manera radical, aunque esta solución parezca sacada de una novela de ciencia ficción                                                                                                                                                                                       
  3. Es necesario que exista evidencias empíricas que la solución puede ser asumida por la tecnología en los próximos años.

 

 

Moonshot, el comienzo de la innovación disruptiva

 

Cuando en una conferencia preguntaron al profesor de Harvard Clayton Christensen sobre cómo se genera la innovación disruptiva su respuesta fue clara ” no se cómo se genera. Solo se que surge”. Sin embargo, para él existen 4 claves en las que las empresas deben trabajar para alcanzar esta innovación disruptiva;

 

  • Crear equipos de innovación
  • Establecer métricas adecuadas
  • Tener estrategias flexibles que cambien en función de la demanda de mercado
  • Aplicar metodologías ágiles como “lean startup o design thinking”

 

Sin embargo para que un “moonshot” se resuelva con éxito no sólo es necesario la identificación del propio problema. JFK llevo a cabo una gestión y motivación de su equipo excepcional.  Los participantes de aquel proyecto llamado “Apollo 11” se sentían únicos, unos elegidos. Esta confianza ilimitada que desprendía el propio Presidente de los Estados Unidos hacía  el éxito de su proyecto y hacía las capacidades de su equipo  (así como unos recursos económicos también ilimitados) propiciaron un ecosistema idóneo para dar rienda suelta a la creatividad.

 

Cuando te encuentras trabajando para hacer una cosa un 10% mejor  auto impones límites a tu creatividad. Sin embargo, en un proyecto “Moonshot” es más fácil ampliar tu pensamiento 10 veces que un 10%. Esta es la grandeza de un proyecto “Moonshot”.

 

 

En definitiva, la innovación aporta valor a las personas y el pensamiento Moonshot es pensar que lo imposible se puede hacer posible, sin que estas ideas resulten de ciencia ficción, aportando ciencia, tecnología y mucha pasión.

Dentro de esta “película” de la innovación disruptiva queremos destacar el papel protagonista que adquiere Google. Esta firma cuenta con una empresa específica para desarrollar este tipo de innovación llamada “Alphabet”. Las “Google glass”, “Google Fiber” o “Google X” son ejemplos de algunos de los programas que está desarrollando Alphabet apoyándose en el pensamiento “Moonshot”.

 

 

Algunos ejemplos de Moonshot; 

El vehículo autónomo, los viajes al ciberespacio, la cura universal contra el cáncer, engañar a la muerte, cuentas de correo electrónico con espacio ilimitado.. son los nuevos ejemplos de proyectos Moonshot que quieren volver a  revivir el éxito logrado por Neil Armstrong al mando de “Apollo 11” aquel 20 de Julio de 1.969. ¿Creéis que lo conseguirán?

 

Moonshot, el comienzo de la innovación disruptiva

¿Te ha gustado nuestro post?

2 Comments
Share
Etiquetas: ,

diginova

Comments

  1. Claves para entender qué es la singularidad tecnológica
    11 noviembre, 2017 at 12:25 pm

    […] sean probablemente imposibles de predecir, muchos han sido los que han puesto fecha a la llegada de “la singularidad tecnológica” . Afirmando  que dentro de 20 o 30 años alcanzaremos un nivel de superinteligencia que permitiría […]

  2. el futuro del coche autónomo. Google Vs Tesla
    21 noviembre, 2017 at 8:26 pm

    […] hasta 2027. Según la compañía, la industria automotriz se situará a la vanguardia de las innovaciones tecnológicas y será uno de los sectores clave de los próximos años. Esta es la razón por la […]

Reply your comment:

Your email address will not be published. Required fields are marked *