#innovación

¿Realmente está incrementando la productividad en la transformación digital?

realmente-esta-incrementando-la-productividad-en-la-transformacion-digital

Fue Joseph Goebbels a quien se le atribuye la frase de “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Y quizá esto es lo que está ocurriendo en la actualidad con la idea que tenemos de la productividad en la transformación digital.

Y es que cada vez que invertimos nuestro preciado tiempo en acudir a foros, congresos, mesas redondas, coloquios.. sobre transformación digital oímos como si fuera un mantra aquello de que la mejora de la productividad en la transformación digital va a convertirse en la tabla de salvación de aquellas embarcaciones que caminen a la deriva. Incluso en este blog podrás encontrar varios artículos haciendo referencia a ello, cómo «La innovación disruptiva en la Banca; Blockchain» o «Cómo los smart contracts permiten mejorar la productividad de las empresas»

Pero en este artículo nos hemos propuesto seriamente hacer de abogados del diablo. ¿Realmente está teniendo lugar un incremento de la productividad en la transformación digital? Para poder responder a esta cuestión tomaremos como referencia de la productividad el PIB, una valor comúnmente aceptado para expresar la productividad de un país.

 

Embarcación a la deriva
Embarcación a la deriva

 

Datos sobre la productividad en la transformación digital

Según los datos del Conference Board, la productividad laboral mundial ha sufrido un retroceso, pasando del 2,6% anual durante el periodo 1996-2007 al 1,8% durante los años 2013-2016.

Caixa Bank Reserach constata que este cambio de tendencia es común en todo el mundo, tanto en las economías desarrolladas como en los países emergentes. “Si durante el próximo decenio la productividad laboral mantiene el crecimiento de los últimos 5 años, el PIB correspondiente será entre un 18% y 20% inferior al generado por el periodo 96-07.

 

 

 

Causas de la paradoja de la productividad en la transformación digital

En el informe World Development Report 2016 se define el “dividendo digital” como el impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad. Y según estos, el “dividendo digital” está siendo bastante menor de lo esperado.

De la misma opinión es Ivan Rossignol, especialista de industrias competitivas de Práctica Global del Banco Mundial. Quien opina que este desajuste es circunstancial y que los beneficios sólo son cuestión de tiempo «Los dividendos digitales llegarán; tenemos que ser pacientes».

Una de las razones más contundentes que explican lo que está ocurriendo con los bajos niveles de productividad en la transformación digital hay que atribuirlo a la teoría del“desempleo tecnológico”. Tal y como analizamos en el artículo «¿Realmente la transformación digital va a destruir empleo?», este teorema viene a decir que las nuevas tecnologías generan desempleo en el corto plazo, mientras que los beneficios tecnológicos se observan en el medio plazo. De manera irremediable existen unos años de “ajuste”  que se caracterizan por altas tasas de desempleo.  

Sin embargo, existen voces como la de Oriol Aspachs, director de Macroeconomía y Mercados Financieros de CaixaBank Research que considera que el problema de la baja productividad en la transformación digital es una cuestión métrica. Es decir, pone en entredicho la definición del actual PIB como unidad de medida. «Las estadísticas con las que trabajamos en el siglo XXI no recogen de forma adecuada el crecimiento económico».

 

 

Críticas a la referencia de la productividad en la transformación digital

Tal y como recuerda Aspachs la definición del actual PIB se desarrolló en la década de 1930 bajo un entorno puramente industrial. «Esto implica que existen empresas como Facebook o Google que no aparecen reflejadas en el PIB». Empresas, como que ya comentamos en el artículo «Big Data, una herramienta para gobernarlos a todos» aspiran a convertirse en empresas multi-sector impulsadas por una excelente gestión del dato. También habría que tener en cuenta otros factores que distorsionan el cálculo de la productividad como los ciclos económicos o la calidad de la tecnología que utilizamos.

 

“El PIB actual no incluye la riqueza generada por empresas como Google, la Wikipedia o Facebook”

 

Veamos un ejemplo para explicar en qué consiste la mejoría de la tecnología ; «La evolución de la tecnología se aprecia de manera contundente con el caso de un televisor. Éste, en el año 1956 estaba valorado en 6.000 euros, mientras que en la actualidad está valorado en 300 euros. En este caso la diferencia no se justifica únicamente en precios, sino en la mejora de la calidad.

Así pues parece evidente que la actual definición del PIB tiene sus limitaciones como medida para representar la productividad en la transformación digital. Pero… ¿Tenemos alternativas válidas para medir la productividad en la transformación digital?

 

 

Alternativas para medir la productividad en la transformación digital

Los profesores Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee, ambos trabajadores del célebre Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) llevan años investigando este tema, y desgraciadamente no han dado con una solución clara. En España ocurre algo similar, universidades y escuelas de negocios como Carlos III, Pompeu Fabra, Esade, IESE, IE o Cemfi llevan años analizándolo, pero no acaban de “dar con la tecla”.

Sin embargo, vemos como en países como el Reino Unido han dado un pasito más. La fundación Legatum Institute Foundation ha creado el denominado «Índice Global de Prosperidad». Índice que además del Producto Interior Bruto (PIB) tiene en cuenta la calidad de la educación y la sanidad, la facilidad para comenzar un negocio, el nivel de seguridad de sus ciudadanos o su nivel de libertad. Solo el tiempo nos dirá si este índice se acaba generalizando de cara a medir la productividad en la transformación digital.

 

Gráfica productividad en la transformación digital
Gráfica productividad en la transformación digital

 

Y es ahora, cuando vamos llegando al final del artículo, el momento de pedir disculpas al lector. Ya que como podrás comprobar no hemos otra cosa que ir dejando preguntas abiertas sin respuesta. No sólo hemos evitado responder a la cuestión principal “¿Realmente está mejorando la productividad en la transformación digital?”, sino que hemos ido dejando un reguero de reflexiones por el camino pendientes por resolver.

¿Son realmente eficaces los actuales sistemas de medición de la productividad en la transformación digital? ¿Tenemos alternativas válidas para medir la productividad en la transformación digital? ¿Tendrá éxito el Índice Global de Prosperidad elaborado por la Fundación Legatum?

¡Estoy deseando escuchar vuestras reflexiones en los comentarios!

 

Un saludo y hasta otra!

¿Te ha gustado nuestro post?

0 Comments
Share

diginova

Reply your comment:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.